ALEMÁN

Por qué me dejo divorciar en Alemania y otras historias | LASSEN

10 octubre, 2020

Me dejo divorciar. La primera vez que escuché esta frase en Alemania me quedé bastante helada. «¿Cómo que te dejas? Será que te divorcias o te separas, pero ¿dejarte hacerlo?».

A partir de ese día me di cuenta de la importancia que tiene aprender a decir cómo se dicen las cosas en cada idioma en lugar de pretender traducir palabra por palabra.

Por eso hoy dedicamos un nuevo post a uno de los verbos más importantes en alemán, el verbo LASSEN.

Además de significar lo que significa, en alemán hay una connotación muy importante que caracteriza a este verbo: se utiliza cuando no podemos hacer algo solos y necesitamos de una tercera persona. ¿De qué forma?

¡Vamos a averiguarlo!

¡Dentro vídeo!

El verbo «lassen» significa «dejar» en alemán. Pero, ciertamente, tiene infinidad de usos que detallamos hoy aquí.

Podemos usarlo para decir «lass das!», en este caso, estaremos indicando que queremos que alguien deje un objeto o bien un tema del que ya no queremos hablar más.

Pronunciaciones de todo lo que voy a compartir en el video arriba.

Lass mal, ich mache das schon! En este caso estaremos indicando a alguien que deje lo que está haciendo, que ya lo hacemos nosotros. Por ejemplo, cuando alguien se ofrezca a hacer algo por nosotros y empiece a hacerlo y queremos indicarle que gracias pero que pare, que ya lo hacemos nosotros.

Cuando queda algo, como cuando hemos dejado algo de restos de comida, en alemán se indica con «übrig lassen». Algo «übrig» es que aún queda ahí, como un pedacito de pastel.

Pero, como comentábamos al principio, hay algo que caracteriza principalmente al verbo lassen en alemán.

Cuando necesitamos a una tercera persona para hacer algo

Divorciarse. ¿Nos podemos divorciar solos? No, puesto que existe otra persona que debe estar de acuerdo. Independientemente de que el proceso de divorcio puede resultar muy complicado, ambas partes han de estar de acuerdo para efectuarlo. No es una decisión que podamos tomar unilateralmente.

Por ello, en alemán se expresa con el verbo lassen:

Sich scheiden lassen es divorciarse en alemán. «Mal traducido» sería entonces, «dejarse divorciar».

Del mismo modo, cuando necesitamos cortarnos el pelo, no solemos hacerlo nosotros. Curiosamente en español siempre indicamos «me corto el pelo», a pesar de que el pelo no nos lo cortamos nosotros. Bueno, quizá alguien sí se atreve a hacerlo, pero ya me comprendes.

De manera que, en alemán, para indicar «me corto el pelo» diremos «me dejo cortar el pelo por el peluquero». Así: Ich lasse mir {vom Friseur} die Haare schneiden.

También en el caso de que tengamos chófer {ya te gustaría tener chófer, Eli}.

Cuando alguien nos lleva en coche y conduce por nosotros utilizamos el verbo lassen así: sich fahren lassen. Ich lasse mich fahren indica que alguien nos lleva en coche a algún sitio.

¡Y hasta cuando nos dejamos mimar! Sich verwöhnen lassen lo utilizaremos para indicar que otra persona nos mima.

Incluso no hace falta que sea otra persona la que hace las cosas por nosotros. Puede tratarse de una máquina, como, por ejemplo, la cocina. Etwas kochen lassen sería entonces dejar que algo se cocine al fuego.

Si lo que hacemos es utilizar la expresión «dejar a alguien plantado«, también nos podemos servir del verbo lassen. Así: jemanden stehen lassen, indicando que dejamos a alguien de pie.

Hasta cuando alguien trata de enojarnos y otra persona quiere indicarnos «no te enfades» puede utilizar «lass Dich nicht ärgern!».

Y para dejarse crecer las uñas. También en ese caso podemos utilizar dicho verbo: sich die Nägel wachsen lassen.

Otro de los usos del verbo lassen en alemán sirve para otorgar permiso. Por ejemplo, para entrar en casa: jemanden ins Haus lassen.

¡Déjame pasar! sería Lass mich mal vorbei!

Hasta las míticas frases hechas como ¡No hay manera! En alemán diríamos «que algo no se deja hacer». Así: Es lässt sich nicht machen!

O, si por el contrario, algo es factible: «Das lässt sich machen!».

Si alguien no tiene remedio, también podemos indicar «Er lässt sich nicht ändern», como si estuviéramos indicando que «no se deja cambiar».

Para el mítico «déjame ver» podemos utilizar «lass mich mal sehen!»

O incluso si alguien hace tiempo que no nos visita podemos decirle «Lass Dich mal blicken!», «déjate ver».

He reservado también un par de divertidas que quizá ni te habías planteado que existían o que se utilizan con el verbo lassen.

Wasser lassen en alemán es orinar, «dejar el agua».

Haben Sie Probleme beim Wasserlassen?

Spürst du beim Wasserlassen manchmal Schmerzen?

Ambas frases serían candidatas a un anuncio de compresas para personas con problemas de pérdidas de orina.

Y si alguien deja «conducir uno» en alemán está indicando que se ha tirado un pedito.

Einen fahren lassen es, por tanto, ventosear.

Si huele algo extraño, siempre podemos decir Wer hat hier einen fahren lassen? para preguntar «quién se ha tirado un pedo».

Y terminamos con la frase más mítica tanto en alemán como en español:

Leben und Leben lassen! ¡Vive y deja vivir!

¿Las conocías todas? Si te animas a aportar más me encantará conocer tu opinión y experiencia a través de los comentarios.

    Añadir Comentario

    Suscríbete a Crónicas Germánicas