Instagram

  • 🍂🌲💛 Éstos son mis 2 árboles favoritos en mi ciudad. Sobre todo el pequeñito de la izquierda 😍 En la fotografía quizá no se aprecia, pero es ahora en otoño cuando alcanza todo su esplendor 🤩 Están en un cementerio. Tengo pendiente haceros un vídeo para mostrároslo, pero no quería perder la oportunidad de mostraros los árboles tan bonitos de hojas amarillas. Porque como no me dé prisa ya no les quedará ni una hoja 😅😂 Aunque nevados también son muy bonitos ☺️
✨✨✨✨✨✨✨
¡Y hoy teníamos este so🎀 {solazo}! 😎😁
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! Einen schönen Abend 💫
✨✨✨✨✨✨✨
#herbst #herbstfarben #herbstblätter #loscoloresdelotoño #otoñoenalemania #herbstindeutschland #autumningermany #fallingermany #fall #autumn #autumncolors #tardor #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunlazoenloscomentarios
  • ✨✨✨✨🎄✨✨✨✨✨ A ver si adivináis quien ha venido al Marktplatz para quedarse un mesecito y pico 😁 ¡Más en Stories!
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! ❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#tannenbaum #weihnachtsbaum #christmastree #arboldenavidad #abeto #tanne #arbredenadal #tamañoelefante 😂😂 #christmasiscoming #weihnachtenkommt #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunelefanteenloscomentarios
  • 🍂🍂🍂🍂🙆🏼‍♀️🍂🍂🍂🍂 Estampas otoñales en Alemania 💛 Hoy totalmente mimetizada con el ambiente ☺️
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! ¡Día intenso produciendo nuevo contenido para vosotros! En breve os cuento más 🤩
✨✨✨✨✨✨✨
¡En Stories os traigo cositas también!
✨✨✨✨✨✨✨
Este otoño empieza a enamorar ❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#herbst #autumn #otoño #otoñoenalemania #autumningermany #fallingermany #herbstindeutschland #deutschland #estampasotoñales #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunashojasdeotoñoenloscomentarios
  • Por la mañana esto era Mordor y por la tarde en cambio... 😍 Vivo en una ciudad donde en cada día podemos disfrutar de todas las estaciones del año 🤪😂 Hoy necesito algo de humor porque me he equivocado en algunas cosas 😔 pero he conseguido hacer otras 🤩 Yo no tropiezo dos veces con la misma piedra. Tropiezo 5 ó 6 para asegurarme bien 🙈😅 En fin, de todo se aprende y mañana volveré a hacer todo lo mejor que pueda ☺️
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! ❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#otoño #Herbst #Fall #autumn #otoñoenalemania #autumningermany #herbstindeutschland #germany #casas #houses #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunacasaenloscomentarios
  • Sabía que ese día algún día llegaría 😬 ¡Y hoy ha llegado! 🤭 Que a sus 8 años ya comprenda el alemán mucho mejor que yo, pasa 😏 Pero que a sus 8 años comprenda las películas de Harry Potter mejor que yo 😅😂🙈 OMG! Eso sí, me encanta verlas con ella como a mí me gustaba que alguien viera “V” conmigo. Y jamás lo conseguí 🤣🤣 Veía la serie sola y moría de miedo 🐀😱 ¿Alguien en la sala sabe de qué estoy hablando? 😂😂 Foto del desayuno en familia de esta mañana 😍
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos y fuerza y energía positiva para comenzar una nueva semana! Einen guten Start in die neue Woche! ⚡️❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#sonntag #sunday #reflexiones #reflexionesdemadre #sehacemayor #mehagomayor 😂😂 #harrypotter #series #frühstück #breakfastlover #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunarataenloscomentarios
  • 3 0  J A H R E  M A U E R F A LL
✨✨✨✨✨✨✨
Aquí no me conocíais. Fue mi primera vez en Berlín, allá por el 2006 👵🏼😁 Hoy he vuelto a ver estas fotos y las comparto con vosotros por ser este día tan especial. Por entonces apenas sabía nada de la historia de Alemania. Pero hoy sí.
✨✨✨✨✨✨✨
El 9 de noviembre de 1989 se produjo la caída del muro de Berlín. Sin embargo, la reunificación alemana no se celebra este día. ¿Por qué? Todos los detalles de la reunificación alemana en mi post en el blog sobre “Historia alemana para principiantes”. Enlace directo en Stories 🙆🏼‍♀️
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! ❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#30jahremauerfall #berlin #historia #alemania #wiedervereinigung #murodeberlin #berlinermauer #historiaalemana #deutschegeschichte #geschichte #berlinwall #sihasllegadohastaaauítedoylasgraciasyponunosoenloscomentarios
  • F R E I T A G 🥳 Como no puedo hablar por estar sin voz... Escribo! 😁 Una cosa muy nuestra. Muy española, diría yo. Hasta que no entras en contacto con otras culturas, no te das cuenta de aquello que está tan arraigado en la tuya. Tanto que cuando sales nadie entiende lo que pides 😅😂 Comer una palmera 🌴🥐 en Alemania puede no ser posible porque no es costumbre encontrar este tipo de pasta. Pero decidme 👇🏻 ¿quién se ha atrevido a pedir un CAFÉ CON HIELO en Alemania? ¿Cuál ha sido el resultado? 🤣🤣
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz finde queridos germánicas y germánicos! Ein schönes Wochenende! ❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#freitagkaffeeundkuchen #palmera #cafeconhielo #barcelona #kaffeeundkuchen #freitag #viernes #friday #elcafedelviernes #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunapalmeraenloscomentarios
  • ¿Serían tan amables todos de apartarse para la foto? 😂😂 En otoño 🍂 comprendes el colorido de los edificios en mi ciudad alemana 😍 con este cielo que parece que alguien haya recortado 😅🤣
✨✨✨✨✨✨✨
Espero que me echéis mucho de menos en Stories! ☺️ El tema es que me estoy cuidando mucho la voz {que aún no tengo 😅} para poder grabar un vídeo mañana que resolverá muchas de vuestras dudas!! 🤩
✨✨✨✨✨✨✨
Y esto me ha recordado un matiz importante en alemán. En este élfico idioma no existen los acentos, no hay tildes. Sin embargo, las diéresis están muy presentes: para cuidar la voz, utilizaría el verbo “schonen”. También para cuidar la espalda, por ejemplo, y no hacer esfuerzos si la tenemos delicada. En ese caso “schonen” va SIN diéresis. Si, en cambio, la ponemos con diéresis {la famosa “Umlaut“} sería para desear un bonito día: “einen schönen Tag!“ 🤓
✨✨✨✨✨✨✨
Y, aunque no haya diéresis, no hay que confundir iglesia “Kirche“ ⛪️ con cereza “Kirsche“ 🍒 Si tenéis algún truco infalible compartidlo que yo siempre me equivoco 😅😂🤣
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! Einen schönen Abend noch! 🌇❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#aprenderalemánesdivertido #deutschlernen #learninggerman #germany #travel #reisen #viajar #idiomas #marktplatz #ludwigsburg #alemania #badenwürttemberg #iglesia #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunacerezaenloscomentarios
  • Para #derdiedasoutfits, el juego con el que aprendemos vocabulario de ropa y complementos en alemán de forma amena y divertida:
✨✨✨✨✨✨✨
🌟Nivel principiante: nombra un componente de mi Outfit con su género correspondiente {der, die, das}
🌟🌟Nivel intermedio: di en alemán “el jersey oscuro” o “el pantalón de cuadros”
🌟🌟🌟Nivel avanzado: di en alemán “me he comprado un jersey oscuro y un pantalón de cuadros”
✨✨✨✨✨✨✨
Y en Stories os dejo un paseo por esta preciosa tienda de Barcelona 😍
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos! Espero vuestras respuestas en los comentarios!! 👇🏻
✨✨✨✨✨✨✨
#ootd #outfitinspiration #outfitoftheday #autumnoutfit #autumninspiration #fallinspo #newin #mariatarragüell #herbstoutfit #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunacamisaenloscomentarios
  • De cuando iba sin chaqueta y tenía voz 😅😂 Hace 2 días, vaya! 🤣🤣 Quería agradeceros todos los ánimos tan bonitos que me habéis mandado tras los Stories de esta mañana ☺️ Cuidado con lo que deseas. Que si deseas que vuelva con voz a ver quién me para después 🤣🤣🤣🤣
✨✨✨✨✨✨✨
En serio: os estoy preparando y trabajando en varios vídeos y sorpresas aquí que sé que os van a gustar 😍 Igual alguien se lanza a adivinarlo si lleva un año mínimo por aquí, pero en la época que estamos... Y hasta aquí puedo leer 🤭
✨✨✨✨✨✨✨
Y aquí, en medio de la naturaleza, ¿cómo llevarte su sonido a casa? Hoy en Stories!! 🐦🎶🏡
✨✨✨✨✨✨✨
Feliz noche queridos germánicas y germánicos y voy a decir mi frase favorita entre las favoritas para todas las Elisabets que celebran su santo mañana: Felices vigílies!! ❤️❤️❤️
✨✨✨✨✨✨✨
#ootd #outfitoftheday #bergen #montañas #nature #ausflug #castelldesolius #enlacima #spitze #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunamontañaenloscomentarios
  • ¡Hasta pronto Barcelona! ❤️ Ha sido un placer, como siempre. Intenso pero nunca bastante. Volveremos en Navidad 🎄🎅🏻😱 ¡Id preparando un nuevo chocolate con churros! 😋😂 Mi voz, por eso, se ha quedado de momento en Barcelona. Confío en que regrese pronto conmigo a Alemania ✈️😅🤣🤣
✨✨✨✨✨✨✨
¡Feliz noche queridos germánicas y germánicos y feliz entrada en esta nueva semana! Einen guten Start in die neue Woche! 💪🏻⚡️❤️😘
✨✨✨✨✨✨✨
#chocolateconchurros #quéharíayosinellos #yameconoceis #barcelona #churros #churrosconchocolate #familytime #familienzeit #chocolatelover #sihasllegadohastaaquítedoylasgraciasyponunchocolateenloscomentarios
DESCUBRE Hogar dulce Hogar

Mis 3 peores experiencias Alemania y cómo salí airosa del asunto

9 enero, 2014

Hoy empezamos de forma especial.

Debo hacer un inciso importante, puesto que ha sido celebrado el sorteo de las gafas de sol ESPRIT y debo comunicar el ganador.

En primer lugar MUCHAS gracias a todos por participar. Vielen dank!! Me ha hecho mucha ilusión tanto que os gustara el premio como todos vuestros mensajes 🙂

Y sin más dilación… El ganador es: Un español que no baila flamenco. Enhorabuena!

Curioso nombre, pero es el indicado para participar en el sorteo y el que ha resultado ganador 😀

Ahora damos paso a la nueva crónica con final feliz. Toma asiento que empieza «Mis 3 peores experiencias en Alemania y cómo salí airosa del asunto«:

No siempre es un “camino de rosas”.

Sí, claro está que la salsa que tiene la vida te pone siempre algunas veces delante situaciones complicadas y difíciles de gestionar. Bien, pues la hiper ventilación que uno experimenta normalmente al vivir dichas situaciones se incrementa de forma exponencial cuando se vive en el extranjero. En mi caso, en Alemania.

A pesar de que personalmente creo que tengo encima de mí un angelito de la guarda con paciencia infinita, una de las cosas que he aprendido desde que soy expatriada – esta palabra me sigue dando respeto – es que todo problema tiene solución (y si no la tiene no es un problema).

Es inevitable. Estés donde estés. Siempre nos encontraremos en frente de situaciones complicadas. Lo importante es no ponerse histérica a la primera de canto no perder la calma, pensar y actuar.

Hoy me animo a compartir contigo 3 situaciones difíciles que he experimentado en el último año en Alemania a las que NO me he enfrentado voluntariamente. Y, lo mejor, te cuento el secreto de cómo salí airosa de ellas por si te ocurre también a ti 😉

Experiencia #1: Eins, Zwei,… Polizei

Mi alma medio española – porque últimamente ya es algo medio alemana – no puede evitar estar empapada de mi cultura. Seamos francos: si tú vas con tu coche por la carretera y necesitas hacer un giro NO permitido, lo primero que hará un español es reducir la marcha, abrir bien los ojos y girar la cabecita de un lado al otro con un movimiento de cuello digno de un alienígena, con el que casi no le hará ni falta mirar por el espejo retrovisor, para cerciorarse de que no hay policía cerca.

Eso mismo me sucedió hace pocos días en mi ciudad. Iba en el coche con la princesa “S” – por suerte, ya verás porqué – y me disponía a girar a la izquierda en una calle principal. De repente me di cuenta de que ooohhh… lo siento… No se podía girar a la izquierda!! Bueno, sigo recto, giro a la derecha para dar la vuelta a la manzana y seguro que puedo coger esa calle de la izquierda. Pero NO!!! Tras dar la vuelta vuelvo a aparecer en esa maldita calle (pobre calle no tiene la culpa porque es bien maja). Así un par de veces. Vale, ahora es cuando viene el típico machote y me suelta un “eres mujeeeeeer”. Pues sí majo, pero sigue leyendo porque estoy segura de que la solución la podrás aplicar también en una situación tipo “pisar el acelerador más de la cuenta”.

El caso es que acabas cambiando de sentido en medio de la calle para poder después girar a la derecha. Y juuusto en ese momento… tachán! Tienes un simpático y reluciente policía que te sonríe y al que le brilla el diente al más puro estilo del zorro de Willy Fog (¿cómo se llamaba el zorro ese?).

En ese momento tu sangre deja de circular. Un sudor frío se apodera de ti a la vez que todas tus fuerzas luchan por estirar una forzada cariñosa sonrisa mientras bajas la ventanilla.

Si ya de por sí es difícil seducir a un policía en español, en alemán ni te cuento! El caso es que el hombre, el policía, visualiza un giro prohibido del vehículo de una mujer, con matrícula española y con una pequeña princesa dentro del coche que baja la ventanilla y le empieza a explicar su vida en verso: “Entschuldigung! Ich möchte nur links fahren aber es ist nicht möglich und…”. Total, que le expliqué todo lo que intenté hacer antes de la infracción. Vale, lo confieso, también puse cara de mosquita muerta 🙂

Sus primeras palabras fueron: “Señorita, en Alemania eso significa un mes de retirada de carnet” (me lo dijo en alemán, natürlich!»). A pesar de que ni el pulso me sentía, tras escuchar atentamente sus palabras (porque en Alemania NO se interrumpe), continué con mi explicación.

El policía intentó entonces explicarme cómo podía hacer el giro que quería hacer, pero al ver mi rollo patatero al que no estaba acostubrado que la conversación se eternizaba, milagrosamente me dejó marchar. No sin antes prometerle que no lo volvería a hacer.

Moraleja: La ley de Murphy también se cumple en Alemania. Cuando vayas a hacer lo que un policía no pueda ver… No lo hagas! Y punto. Válido también para España.

Experiencia #2: Dónde están las llaves Matarile-rile-rile…

Me atrevería a decir, sin haber realizado ningún estudio y ninguna investigación al respecto, que esta situación le sucede a toda la humanidad en algún momento de su vida. En algún momento de su vida en el momento en que es poseedor de una llave.

Ya puedes intentar inventarte millones de estrategias que un día, mínimo un día en tu vida, te dejarás las llaves de casa dentro de casa. O, aún peor, saldrás de casa cerrando la puerta y las llaves te las dejarás puestas POR DENTRO. Así:

llaves

Una de las buenas estrategias, para evitar una reacción en la que tu cuerpo se encoje lentamente – casi llegando al extremo de Gollum de “El señor de los anillos” – a la vez que tu voz se va apagando al exhalar un “NOOOOOOOOOO!!!”, es cerrar por dentro y así al salir de casa tendrás que interactuar con las llaves antes de salir, o bien dejar una llave en casa de tus padres.

Aaaahhhh amigaaa… pero ¿y si estás en Alemania SIN familiares cerca? Claro, mi marido también tiene llave. Pero, ¿y si te ocurre y él está DE VIAJE?

Tal cual. Me pasó justo cuando iba a recoger a la princesa “S” a la Kita (guardería).

En ese justo momento no te llega la sangre al cerebro y todo lo que llevas en las manos empieza a caerse lentamente.

Pero admito que aquí juego con ventaja. Mis adorables vecinos abrieron la puerta de su casa y como gozaban con más cordura que yo en ese instante pensaron por mí, además de pensar en mí 🙂

Nadie más que mi marido o yo tenía llave. OK. Me enviaron a buscar a la petita a la guardería y se encargaron de hacer unas llamadas. Al llegar estaba en mi puerta un profesional con un aparatejo en la mano – lo más parecido a un sacacorchos – con el que consiguió abrir la puerta sin tener que cambiar la llave. Nunca he pagado 50€ tan a gusto.

Moraleja: Si Mahoma no va a la montaña haz que la montaña venga a ti. O, lo que es lo mismo en este caso, si no tienes familiares cerca, sé siempre amable y encuentra personas de confianza a las que poder acudir porque tarde o temprano necesitarás ayuda. Con las llaves o con otro tema. Podrás incluso darles tus llaves y descargar a tu mente de la tensión de no olvidártelas más.

Experiencia #3: Diga treinta y tres

Otra situación común, esta vez para padres con niños, es el momento en que el pequeño necesita acudir al médico. Si hasta ahora aún no has necesitado acudir al Kinderartz (pediatra en alemán) por una urgencia, no te preocupes, tendrás tu oportunidad.

Y cuando se presente la ocasión que no te pille por sorpresa. Localizar un buen pediatra en tu zona y acudir a él para que conozca a tu pequeño es uno de las primeros deberes que te recomiendo realizar una vez aterrices en un nuevo país de adopción. Es como lo de comprar un termómetro. Cómpralo cuando no lo necesites, porque cuando lo necesites no tendrás tiempo de empezar a ir a comprar termómetros.

Bien, una vez cumplimentada la tarea de localizar a un buen pediatra (una buena pediatra en mi caso) lo que no me imaginé es experimentar allí una de las acciones que peor se les da a los alemanes: improvisar. No se me tiren ahora a la yugular los germánicos por favor!! Simplemente considero curioso el día en que ves improvisar a alguien que, por lo general, lo tiene todo planificado y «protocolizado».

El caso es que tras una visita al pediatra por enfermedad de la princesa “S” nos disponíamos a realizar la última parte. Esto es, recoger la receta del médico puesto que nos había recetado literalmente “ponerle un supositorio si vomitaba”. Pues bien, la receta médica DEBÍA salir del ordenador. Y digo DEBÍA puesto que la secretaria era el proceso que tenía establecido. Peeeero no contaba con que se le “fundiera temporalmente” el ordenador. Entonces me indicó que volviese más tarde. Ahí fue cuando yo, tras unas horas que no fueron las mejores de mi vida y con la petita enferma, levanté una ceja pensando “esta mujer me habrá visto cara de estar aquí de paseo, ¿no podría hacerme una receta A MANO?”. Sí, soy mami primeriza, lo sé. Pero cuando tienes a tu peque malita parece que nos salga un traje de “SuperMami” que esté a punto de rasgar nuestras vestiduras para conseguir curar a la pequeña sin demora.

Pues NO. En Alemania, si la receta tiene que salir del ordenador, tiene que salir del ordenador. Y si no hay ordenador, no hay receta. No hay manitas, no hay galletitas.

Total, que tras inspirar hondo y mantener la más tierna de mis sonrisas le expliqué tratando de no parecer la histérica extranjera amablemente que necesitaba poder obtener la receta porque si mi hija vomitaba debía ponerle un supositorio que únicamente me darían con ESA receta.

Paréntesis: por cierto, los medicamentos para los niños en Alemania son GRATUITOS. Vas a la farmacia con la receta del médico y te lo dan en el momento y sin pagar. Y si no lo tienen en ese momento te lo traen a casa. Esto último no lo he experimentado todavía pero viene de una fuente fidedigna.

Bien, la receta. Es aquí cuando entra en escena la improvisación alemana ante la imposibilidad de seguir el protocolo. La enfermera entró en la consulta del médico, salió y a la vez que verbalizaba “tome, por si lo necesita” me dio esto:

supositorio

Moraleja: la paciencia es amiga de la improvisación y prima hermana de la insistencia. Si existe una necesidad y algo impide cubrirla de la forma que se supone que se tiene que cubrir, no decaigas y busca una alternativa sin perder la calma. La encontrarás.

Hasta aquí mis 3 anécdotas turbulentas por Alemania con final feliz.

¿Te has encontrado alguna vez con alguna de ellas? ¿Aplicaste alguna otra solución que quieras compartir? ¿Alguna otra experiencia difícil por Alemania que hayas logrado solucionar que quieras contar? Puedes hacerlo a través de los comentarios. Gracias!

  • Responder
    Val
    9 enero, 2014 a las 22:02

    Me gustaron tus historias 🙂 sigue así
    Saludos
    P.D: Kinderarzt*** 😉

  • Responder
    Patrizia
    10 enero, 2014 a las 10:29

    Así espontáneamente sólo se me ocurre mi primera experiencia con la policía germana. Acababa yo de llegar de los Madriles e iba todos los días (en tren) a clase de alemán. Lo de «en tren» es decisivo para la historia, pues siempre iba con prisas para no perderlo. En éstas llego a un semáforo, rojo para los peatones pero sin coches a la vista. Y yo como tú: cabecita a la izquierda, cabecita a la derecha, cabecita al frente, y veo en la otra acera un tipo vestido de verde al que tomo por soldado y que me mira «con intención». Al ser yo meridional malinterpreto la intención y pienso «pa ligar estoy yo, con estas prisas», y sigo con mis planes de cruzar ilegalmente. El tío no sólo sigue mirándome con insistencia sino que empieza a hacerme gestos, y ya empiezo a pensar que tengo el guapo subido y que el tío está loco por mí, porque para que un alemán te aborde así por la calle tiene que ser un flechazo de los gordos. Dejo pasar un coche, cruzo delante de sus narices y… «¡Por esta vez pase, pero que sepas que cruzar en rojo como peatón son 10 marcos de multa!». Aaaggh, el tío era poliiii!!!! No sé ni cómo lo entendí, pero ese día aprendí dos cosas: que los maderos teutones van de verde y que cruzar en rojo no es ninguna tontería. Qué país.

    • Responder
      Elisabet
      10 enero, 2014 a las 12:04

      Patrizia,

      Jajaja!! Reconozco que aún no me he cruzado con un policía que me llame la atención por cruzar en rojo. Es tan curioso ver a los alemanes amontonados en un semáforo en rojo sin que pase ningún coche 😀

      Gracias por participar para completar el post!

      Saludos desde el sur***

  • Responder
    catalana2001
    10 enero, 2014 a las 17:30

    Yo tengo muchas historias de llaves, estas son las mejores de los tiempos en que tenia que viajar mas de 300 km para pasar el fin de semana con el novio:
    – Vuelta al piso el domingo a eso de medianoche. Los propietarios de la casa habian salido de vacaciones y habian cerrado con llave la puerta del jardin. Y yo no tenia copia de esa llave, horror! Consegui saltar la verja por el lado de los cubos de la basura y entrar en la casa, pero no pegue ojo pensando que algun vecino me podria haber visto y llamado a la policia… La salida al dia siguiente para ir al trabajo fue algo costosa pero al menos de dia es otra cosa. Menos mal que tenia el numero de telefono de la abuela de la familia y por la tarde me abrio la condenada puerta del jardin.
    – Domingo tarde haciendo la maleta en casa del novio. Donde estaran las llaves del coche? Busca que te busca llegamos a la conclusion de que las debia haber perdido en la estacion de tren el viernes noche. Por aquella epoca yo aparcaba mi coche (de matricula espanyola) cerca de la estacion de la ciudad donde vivia y me iba en tren a ver al novio. Las llaves del coche (y del candado que yo le ponia al volante!!) iban en un llavero con inscripciones del taller de origen: Barcelona y demas parrafadas lo entendia hasta el aleman mas torpe. Asi que ya me veia yo sin coche (y sin posibilidad de ir al trabajo y sin dinero para uno nuevo y etc. etc.)… La historia aun acabo bien: por no esperar horas y horas al tren de vuelta, mi novio se trago los 300 km y me llevo a la estacion de salida, bajo unas lluvias torrenciales, y alli preguntamos si alguien habia encontrado unas llaves… Que descanso cuando las sacaron del armario!!! Y que maravilla que aun haya gente buena por el mundo (en este caso, por Alemania). Esperaba tener que demostrar la posesion del coche o algo por el estilo, pero la senyora me dio las llaves sin perder un segundo. Igual me vio la desesperacion en la cara…
    Ahora que estoy casada y tengo peques me dejo las llaves puestas en la cerradura, por fuera !! A mi marido (aleman) le da siempre un soponcio cuando las encuentra al dia siguiente. Yo ya le digo que nadie quiere robar un Opel Astra cutrecillo ni entrar en una cosa donde solo hay libros y juguetes…

    • Responder
      Elisabet
      10 enero, 2014 a las 19:10

      Catalana2001,

      Wow! Menudas peripecias!

      La verdad es que yo también temo el día que a algún vecino se le ocurra la genial idea de llamar a la policía por haber hecho alguna españolada ;D

      Increíble la anécdota de recuperar las llaves del coche. No te lo vas a creer pero imagino que tu cara fue igual que la mía cuando, justo después de escribir el post, creía que me habían robado el monedero del bolso en un centro comercial en Alemania y al final resultó que lo había dejado en el asiento delantero del coche al meter la tarjeta del parking al entrar 😀

      Gracias por compartir tus historias!!

      Un saludo*

  • Responder
    karina
    11 enero, 2014 a las 18:31

    Dios MÍO… Y pensar que estaré sola… bueno la familia política que no habla ni gota de castellano???? Creo que mi papa tendra q darme ese regalo de llavero que vendían en MEX en los 90´s al silvarle o aplaudirle da un par de sonidos… Siempre pierdo las llaves!!! Excelentes crónicas gracias por compartirlas. K

    • Responder
      Elisabet
      11 enero, 2014 a las 21:19

      Gracias Karina por tus simpáticas palabras 🙂

  • Responder
    Teresa
    26 enero, 2014 a las 8:44

    Dix. Se llamaba Dix el que seguia a Willly Fog. Genial este POST, sobretodo siendo yo como dice mi madre, a la que no le falta razón, «zona catastrofica».
    En dos ocasiones «perdí» las llaves.
    La primera vez, en una cafetería, tras haber tomado café con las únicas espanholas que conocía ,me iba a casa cuando al guardar en el bolso todo lo que había extendido por la mesa ( y es que yo no llego a las cafeterias, yo las invado) me di cuenta que NO ESTABAN las llaves.
    Mi bolso aquel dia era uno de esos gigantes de Desigual con mil bolsitos, y ahí me puse yo, a buscar, sacar e hiperventilar. Las amables espanholas, ya con más anhos en las Teutonias que en Iberia, me tranquilizaron, pregunté en la cafeteria por las llaves y me dieron un tazon enorme (Schüssel) con una sonrisa de oreja a oreja, mientras yo intentaba saber si era normal que a alguien que perdiera las llaves (Schlüssel) le dieran un tazon como consolación… visitamos las tiendas cercanas a la cafetería por si las hubiera perdido por el camino y alguien las hubiera dado en las tiendas. NADA.
    A esas altura mi perdida de llaves era atendida por las senhoras espanholas, las trabajadoras de la cafeteria, algun cliente y trabajadoras de las tiendas cercanas…
    No aparecian. Fianlmente me fui a casa y llame a mi novio que estaba trabajando para avisarle que estaba sin llaves, que las habia perdido. Salió un momento del trabajo y me abrió.
    Ese mismo dia avisamos al duenho de la casa de la perdida de llaves y nos informó que una copia nos saldría por 70 euros. Las encargamos.
    Dos dias después, mi novio dandole vueltas a la cabeza e incapaz de comprender que las llaves se hubieran volatilizado se puso a rebuscar en el bolso de los mil bolsillos…. dió con ellas … encontró un pequenho roto en el forro del bolso y alli estaban…

    • Responder
      Elisabet
      26 enero, 2014 a las 11:24

      Teresa,

      Jajaja!! Suerte de nuestros amores ;D

      Gracias por animarte a compartir tu anécdota. Me alegro de sentirme acompañada con las aventuras «llaveriles».

      Y gracias por el apunte del zorro!!

      Un saludo*

  • Responder
    ¿Quieres leer algo interesante? Aquí los artículos del mes – Bloggers a seguir
    14 julio, 2015 a las 22:23

    […] Mis 3 peores experiencias Alemania y cómo salí airosa del asunto – vía @cronicgermanic […]

Añadir Comentario

Suscríbete a Crónicas Germánicas