Instagram

Instagram ha devuelto datos no válidos.
FREITAG KAFFEE UND KUCHEN

Freitag, Kaffee und Kuchen: ¿te atreves a conciliar así?

9 junio, 2017

Cada Freitag en el blog nos tomamos juntos un Kaffee und Kuchen virtual, donde compartimos lo más destacado de la semana, nuestros planes para el finde o lo que más nos apetezca contarnos.

¿Coges tu taza y te unes al café?

Kirsch Käse Kuchen

Si nos estuviéramos tomando un café juntos te contaría…

… que esta semana en mi Bundesland {estado federado alemán} estamos de vacaciones.

Bueno, mejor puntualizo: los niños están de «Ferien», que son las vacaciones escolares. Durante estas 2 semanas, el resto de la humanidad trabaja y concilia como puede.

Por eso hoy me gustaría compartir contigo en nuestro café una divertida anécdota sobre el excitante mundo de la conciliación. En Alemania, España o cualquier país del planeta Tierra.

Una de mis mejores amigas llegaba recientemente una noche tarde a casa después del trabajo.

Al día siguiente tenía una formación a la que no podía faltar. Por nada del mundo.

Al llegar esa noche a casa, uno de sus hijos {de 11 años} tenía fiebre alta. «Schande»!!, pensó ella.

El niño al día siguiente debía quedarse al cuidado de alguien y ella no podía faltar al trabajo. Un niño de 11 años no puede estar desde las 7 de la mañana hasta las 20:00h solo y enfermo en casa.

¿Quieres saber lo que hizo ella, su madre trabajadora?

Al día siguiente montó a su hijo en el coche con ella camino de la oficina, junto a un colchón hinchable y una manta.

Sabía que los compañeros del despacho de al lado ese día no estaban. Les llamó para consultarles si no les importara que «ella lo ocupara».

Habló también con su propia compañera de despacho, que no acudía a la formación.

Instaló a su hijo en el despacho de al lado en el colchón hinchable y lo tapó con la manta.

Le pidió a su compañera de despacho que le fuera echando un ojo de tanto en tanto y le prometió que ella se escaparía 5 minutos en cuanto pudiera en cada descanso para venir a verlo. Ella tenía la formación en el edificio de al lado.

Y funcionó.

Reconozco que no sé si se me hubiera pasado por la cabeza similar estrategia, pero, meine Damen und Herren, vivimos en este mundo de la difícil conciliación. Y tengo que reconocer que las locuras que una madre trabajadora es capaz de hacer para conciliar merecen ser alabadas.

¿Has hecho alguna locura para conciliar?

¡Feliz finde! Ein schönes Wochenende!

  • Responder
    flo
    9 junio, 2017 a las 9:06

    Y yo pregunto, dónde estaba el padre?

    • Responder
      Elisabet
      9 junio, 2017 a las 9:10

      De viaje de trabajo a cientos de kilómetros

  • Responder
    Roseta
    9 junio, 2017 a las 9:08

    Buenas Eli,

    creo que está ocurrencia de tu amiga, que cuentas como tan original, es algo bastante «normal» en Alemania. Te cuento, sin ir más lejos, en mi trabajo lo he visto ya un par vaces, tanto una de las de administración, como otro compañero del soporte técnio. Colchón, manta, algun juguete o la tablet… y al despacho que esté vacío ese día. Eso sí, creo que en España, no lo he escuchado jamás… jeje 😀

    La conciliación es un tema que se las trae, supongo que hoy los comentarios van a echar fuego… Y es que nos creemos que en España está mal la cosa, pero yo diría que en Alemania ganan por goleada. Esto de que muchos niños no vayan a la guardería hasta los 3 años y sus mamás los cuiden encantadas en casa, me parece un atentado contra el empoderamiento laboral de la mujer. Además, si continuamos con el dato de que luego un altísimo porcentaje se incorporan solamente a media jornada… 🙁 todo lo ganado en años se va al garete. Pobres estas mujeres como vaya mal su matrimonio, no sé de qué van a vivir!

    Un saludo y schönes Wochenende! 😉

    • Responder
      Elisabet
      9 junio, 2017 a las 9:11

      Gracias Roseta por compartir tu reflexión! Feliz finde! 😘

  • Responder
    maribel
    9 junio, 2017 a las 13:05

    Hola Eli,
    Muy complicada la conciliación, gran tema que cada familia resuelve como bien puede. Recuerdo días sufriendo por donde dejar a mis niñas y gracias a mi madre que salvó la situación. En España sería impensable dejarlos en el despacho de ‘al lado’ o pedir a alguien que les eche un vistazo. He trabajado de 8 a 20 hrs muuuchos años y he descubierto, con sorpresa, que lo peor pueden ser las mismas «compañeras» . Muy triste. Un beso y feliz finde! 💗

    • Responder
      Elisabet
      9 junio, 2017 a las 14:43

      Ayyy!!! Las mamis!! Lo mejor de nuestras vidas junto con los papis!!

      Gracias Maribel por compartir tu experiencia.

      Besos***

  • Responder
    sandra
    9 junio, 2017 a las 18:43

    Hooola yo en Barcelona una mañana mi hija con fiebre yo tenia una prueba trabajo no podía faltar y chute de apiretal y para la guarde ,mientras no me llamaron tranquilo,en cuanto plege ,corriendo a buscarla ,la otra opción es que he tenido qe trabajar muchos años de noche,por lo mismo,,y cuando podía a veces la abuela

    • Responder
      Elisabet
      9 junio, 2017 a las 21:07

      Gracias Sandra por compartir tu experiencia!! Aquí no tengo ni a mi madre ni a mi suegra. Imagínate el lío!

      Un saludo*

  • Responder
    Adriana
    4 julio, 2017 a las 15:39

    Aplaudo las estrategias de esa madre!!

    • Responder
      Elisabet
      4 julio, 2017 a las 15:55

      Jejeje… muchas gracias Adriana!!

Añadir Comentario

Suscríbete a Crónicas Germánicas