ALEMÁN FRASES DEUTSCHE VITA Lenguaje

Frases Deutsche Vita {20}: refranes alemanes

9 marzo, 2016

Seguimos descifrando y desencriptando el significado de las frases hechas y los refranes alemanes en una de las secciones más queridas del blog:

Frases Deutsche Vita

Y gracias a todas las aportaciones hemos conseguido llegar a la 20a edición. ¡Que se dice pronto!

Habrá que ir pensando cómo celebrarlo…

Y es que una de las mejores formas de integrarse en una nueva cultura y de subir de nivel en el idioma es conocer el significado y saber utilizar sus frases hechas. Que, traducidas literalmente en otro idioma, la mayoría de veces carecen de sentido.

¡Vamos con las nuevas «Frases Deutsche Vita» de hoy!

frases deutsche vita vol 20 def

Etwas zu sagen haben

Cuando alguien tiene «algo que decir» en alemán significa que dicha persona es realmente importante. O incluso que tiene mucha influencia, Frau Merkel, por ejemplo.

etwas zu sagen haben

Jemanden um die Ecke bringen

Con esta frase hay que ir un poco con cuidado. Bonita, lo que se dice «bonita» no es.

Pero la hemos traído porque considero que si existe y si alguna vez la escuchamos, quizá en un Krimi {una serie policiaca} o ves a saber dónde, hemos de poder conocer su significado.

Y es que «llevar a alguien a la esquina» en alemán significará matarlo.

jemanden um die Ecke bringen

Keinen blassen Schimmer haben

Cuando «no se tiene ningún destello», en alemán nos estarán indicando que en realidad alguien no tiene ni idea.

Es un sinónimo de la frase «keine Ahnung».

keinen blassen Schimmer haben

Fremdgehen

Subimos un poquito más de tono.

Hay frases que mejor no escuchar en la vida, como la de la esquina que mencionábamos más arriba. Y esta vez es referente a las relaciones.

Si alguien en alemán «se va con desconocidos» en realidad lo que ha hecho será ponerle los cuernos a su pareja.

Fremdgehen

Wie man in den Wald hineinruft, so schallt es heraus

Literalmente sería algo así como «escuchar de vuelta tu eco tras gritar en el bosque». Pero lo que en realidad significa es aquello de «lo que se siembra, se cosecha». Diría que en catalán tenemos una versión parecida con «tal faràs, tal trobaràs» {lo que harás, encontrarás}.

Wie man in den Wald hineinruft, so schallt es heraus

¿Conocías las frases de hoy? ¿Conoces alguna más que puedas aportar para que aparezca en futuras ediciones? Puedes aportarla a través de los comentarios. ¡Muchas gracias! Vielen Dank!

  • Responder
    Roseta
    9 marzo, 2016 a las 9:06

    Hola Eli,

    muy interesantes los de hoy, pero para mí el nivel es ya tan alto, que voy a tener que aprendérmelos de memorieta, si quiero recordarlos. Otras veces, se me han quedado solos en la cabeza nada más leerlos, jeje. Pues yo solo conocía la de Fremdgehen, que por cierto, yo pensaba que se escribía todo junto y que iba sin el «nach» delante, no? Pero no me hagas mucho caso, que mi nivel no es tan alto como para correguir a nadie.. jeje

    Un saluo!

    • Responder
      Elisabet
      17 marzo, 2016 a las 22:57

      Muchas gracias Roseta! Ciertamente estaba equivocada la expresión.

      Corregida! Te he añadido también en los agradecimientos 😉

      Un saludo*

  • Responder
    amando
    10 marzo, 2016 a las 11:01

    En español existe la misma expresión:

    Diccionario de la Real Academia Española

    llevar a alguien al matadero

    1. loc. verb. coloq. Ponerlo en peligro inminente de perder la vida.

  • Responder
    María
    11 marzo, 2016 a las 5:34

    Buen día. Llegué a tu blog por recomendación de una alumna. Apenas comienzo a explorarlo, ¡y se ve bien! Sólo un comentario: la expresión en alemán para «poner los cuernos» es «fremdgehen» (verbo), o bien «das Fremdgehen» (sustantivo). El «nach» está de más.

    • Responder
      Elisabet
      17 marzo, 2016 a las 22:59

      Hola María,

      bienvenida a crónicas germánicas.

      Muchas gracias por el apunte. Ciertamente estaba equivocada. Se trató de una confusión.

      Corregida! Te he añadido en los agradecimientos.

      Un saludo desde Deutschland*

Añadir Comentario

Suscríbete a Crónicas Germánicas